ABA y las Marcas de Garantía anuncian movilizaciones si Cosmos inicia la quema de residuos

Sede de los Consejos Reguladores en Carracedelo. Foto: Raúl C.

Tal y como anunció el presidente de ABA, Ángel Gallego, la Asociación Berciana de Agricultores y las Marcas de Garantía han manifestado su rechazo a la posible quema de residuos en la planta de Cementos Comos de Toral de los Vados.

Consideran que el anuncio realizado por Cosmos de querer quemar neumáticos fuera de uso puede ser una tapadera para convertirse en una futura incineradora lo que pondría en peligro la salud de los bercianos y “destrozaría el creciente turismo de la comarca” y por tanto su desarrollo económico.

Recuerdan además que, de momento, la fabrica carece de los permisos para la quema de residuos, tal y como confirmó el Tribunal Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de noviembre de 2015. De modificarse la autorización por parte de la Junta, los consejos reguladores llevarán a cabo todas las acciones legales necesarias para impedirlo, además de movilizar a la sociedad berciana.

“No comprendemos la insistencia y terquedad de la cementera, que podrá seguir encargando dudosos estudios a capricho o intentar desinformar a la opinión pública, pero no cambiará la realidad, y ésta es todavía más tozuda que sus pretensiones, porque la quema de residuos arruinará la agricultura del Bierzo, pondrá en peligro la salud de los bercianos y destrozará el creciente sector turístico de la Comarca”, afirman los representantes de los sellos de calidad.

Califican de eufemismos las palabras de “valorización energética” del director de Cosmos, Jaime Santolla, cuando presentó el convenio firmado con la ULE para la realización de un estudio medioambiental. Palabras que según los consejos reguladores ocultan la verdad que no es otra que la creación de una línea de negocio independiente por la que obtendrán grandes beneficios.

Sobre el convenio con la ULE afirman que no creen que una universidad “pagada por Cosmos” pueda presentarse como vigilante medioambiental, “es una tomadura de pelo”, manifiestan.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *