Bierzo Aire Limpio se opone a una nueva modificación de la concesión ambiental a Cosmos

Bierzo Aire Limpio acaba de presentar alegaciones y considera no admisible la nueva modificación presentada por Cementos Cosmos. Los ecologistas entienden que “no es serio plantear modificaciones a tan solo seis meses de la concesión de la Autorización Ambiental Integrada y pocos días después de que se nos haya comunicado el inicio de actividad legal de la Planta. Es decir, hasta este momento la planta ha estado funcionando sin todos los permisos desde la Sentencias del Tribunal Supremo”.

Cementos Cosmos. Foto: Raúl C.

Cementos Cosmos. Foto: Raúl C.

La nueva modificación que se tramita como “no sustancial”, conlleva que la fábrica pueda utilizar hasta 200.000 toneladas anuales de cenizas de carbón procedentes de centrales térmicas como materia prima alternativa en la fabricación de cemento. Según Bierzo Aire Limpio, esto no estaba previsto en el proyecto autorizado recientemente, por lo que supondrá multiplicar la utilización de dicho material desde las 73.798 toneladas empleadas en el año 2015, hasta las 200.000 toneladas anuales solicitadas, convirtiendo a estos residuos en la tercera materia prima por toneladas utilizada en la fábrica.

Se apunta además a que en la memoria presentada no se garantiza que esas 200.000 toneladas anuales vayan a ser transportadas exclusivamente desde la Central Térmica de Compostilla, por lo que podrán llegar desde otros lugares, con los riesgos asociados derivados del transporte, la acumulación y utilización de dichas cenizas, suponiendo un peligro por emisión accidental, aspecto que “consideran que no se valoró en la Evaluación de Impacto Ambiental de la propia AAI”.

“Se va a producir un continuo trasiego de transporte con cenizas desde las centrales térmicas por las carreteras del Bierzo, cuyo impacto y riesgo se ha obviado por completo en el expediente”, afirman desde la Asociación. Se recuerda que un escape accidental en el almacenamiento, uso o transporte de estas cenizas pueden contaminar cultivos y aguas, y la orografía de la zona favorece la persistencia de las sustancias contaminantes en la atmósfera.

En este aspecto, recuerdan el suceso que se produjo el 22 de diciembre de 2008 en EEUU cuando por accidente, se vertieron una gran cantidad de cenizas de carbón, contaminando los ríos Clinch y Emory y todo el ecosistema circundante.

Los ecologistas se preguntan si existe un plan para el caso de que haya un accidente y concluyen que esta modificación supone un riesgo innecesario e injustificado para la comarca.

Bierzo Aire Limpio pide que no se olvide que se trata de un área muy próxima a zonas agrícolas productivas y que la Junta de Castilla y León proteja de manera efectiva a los ciudadanos y al sector primario agroalimentario del Bierzo.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *