El arte se revela contra los incendios forestales en el Bosque Azul


Los ayuntamientos de Cacabelos y Villafanca del Bierzo colaboran en una propuesta cultural para denunciar la quema de los bosques a través de la intervención artística del Bosque Azul


El arte es una forma de comunicación entre lo creado y el espectador, una expresión que a través de nuestros ojos nos permite descubrir la armonía y la belleza de las cosas. Ésta es la premisa con la que ha trabajo la artista Raquel Montero para demostrar en “El bosque azul” que un incendio es todo lo contrario. Es una intervención realizada en un terreno de Villafranca del Bierzo arrasado por las llamas hace tan sólo unos meses.

El Bosque Azul forma parte de la exposición Poli_Zontes que se presenta en el Museo Marca de Cacabelos, engloba tres temas principales: el paisaje deseado o soñado, el maltratado y el vivido.

La intervención es una muestra de que la colaboración entre los municipios de Villafranca y Cacabelos en materia de cultura es también posible. En este caso para denunciar, a través del arte, la insensibilidad y el delito, el atentado contra el medio ambiente, patrimonio de todos.

El Bosque Azul se encuentra junto al Camino de Santiago, en un enclave que es visible desde la carretera N-VI y la autovía A6. Un lugar escogido, con la colaboración de los propietarios de los terrenos, para hacer aún más visible la protesta contra la barbarie.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *