Gloria Fernández Merayo: “Por supuesto que la remodelación cumple con la Ley de Memoria Histórica”

Fotografías de los exalcaldes de Ponferrada en el Salón de Plenos. Foto: Raúl C.

La alcaldesa de Ponferrada, Gloria Fernández Merayo, desmiente que la remodelación realizada en el Salón de Sesiones del Ayuntamiento no cumpla con la Ley de Memoria Histórica, “Nosotros no estamos homenajeando a ninguna dictadura, todo lo contrario, lo que estamos haciendo es un homenaje al pueblo y a la ciudad de Ponferrada”, manifestó ayer tras la celebración del Día de la Constitución.

Recuerda que ni la Reina Isabel de Castilla o el Conde de Lemos fueron elegidos democráticamente pero que forman parte de la historia del municipio, que Ponferrada fue la primera ciudad que acordó retirar los honores a Francisco Franco y que se está trabajando y colaborando con la asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica.

Según Merayo con la remodelación se buscó reconocer el trabajo que han realizado todas las corporaciones a lo largo de la historia tanto a alcaldes como a concejales y trabajadores municipales, “de los que se disponía de testimonio gráfico y fotografías se les ha puesto aquí”. Recuerda además que la ciudad le dedicó un puente a García Ojeda durante el mandato de Celso López Gavela.

Sobre la crítica realizada por el portavoz de Ponferrada en Común, Miguel Ángel Fernández, relacionada con la foto del exalcalde condenado por acoso, Ismael Álvarez, Merayo afirma que no se ha venido a juzgar a nadie y que la vida jurídica debe quedar fuera de las puertas del salón plenario, “Aquí de lo que se trata es un homenaje no a los alcaldes sino a las corporaciones que a lo largo de los años han trabajado por Ponferrada”.

Según la Alcaldesa, durante la dictadura franquista hubo jueces, militares, médicos, enfermeras, y sacerdotes que trabajaron por mejorar la vida de los ciudadanos y se pregunta que si por haber vivido en esa época se les tiene que mandar al ostracismo. De ser así, afirma Merayo, habría que quitar los nombres de todos esos funcionarios como presidentes de audiencia, jueces, médicos, o maestros que trabajaron durante la época de Franco, “Fue gente que no les quedó más remedio.. qué hacemos les colgamos el cartel de dictador, no es comparable”, comenta Merayo.

Hasta los tenentes del Castillo que están representados con sus escudos en las vidrieras incorporadas al Salón de Plenos no fueron elegidos democráticamente, añade la Alcaldesa, “Estamos orgullosos de nuestro pasado, pero los romanos no vinieron aquí para hacer amigos, vinieron a conquistar a sangre y fuego y a nadie sensato se le ocurre decir quitemos nuestro pasado romano”.

Por último la regidora ponferradina señala que las fotos de los alcaldes elegidos durante la democracia se pusieron en color, porque traen la vida y la libertad para todo el mundo.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *