La Banda de Música interpreta a Wagner en Semana Santa a beneficio del Hogar del Transeúnte

La Banda de Música Ciudad de Ponferrada incluirá en el programa del Concierto de Semana Santa dos piezas de R. Wagner, correspondientes a las óperas Parsifal y Lohengrin. El acto se llevará a cabo el sábado, día 25 (20 horas) a beneficio del Hogar del Transeúnte San Genadio.


 

Banda de Música Ciudad de Ponferrada. Foto: Raúl C.

Banda de Música Ciudad de Ponferrada. Foto: Raúl C.

El ya tradicional concierto a beneficio del Hogar del Transeúnte San Genadio que ofrece anualmente la Banda de Música Ciudad de Ponferrada ofrecerá dos piezas de Wagner: “Los Encantamientos del Viernes Santo”, de la ópera Parsifal y “La Procesión de Elsa a la Catedral”, de Lohengrin, ambas inspiradas en la famosa leyenda del Santo Grial. Además, se incluyen en el programa dos marchas dedicadas a la Semana Santa ponferradina, y otras inspiradas en la Semana Santa andaluza.

Wagner concibe Parsifal a partir de una extraña sensación, una suerte de encantamiento, de hechizo, al contemplar desde su terraza de Marienbad (Bohemia) la irrupción de la primavera. Era la mañana del Viernes Santo de 1857. Aquella experiencia le hizo recordar el poema medieval de Wolfram von Eschenbach sobre la figura del caballero Perceval.

La inspirada música que ideó en aquel momento se la conoce como Karfreitagszauber (Encantamientos del Viernes Santo), y se puede escuchar en el acto III de la gran ópera. Años más tarde, Wagner llegaría a decirle a su mujer que era lo más bonito que había escrito nunca.

“La Procesión de Elsa a la Catedral” aparece al final del acto segundo de Lohengrin y presenta un bellísimo pasaje orquestal que nos describe la procesión hacia el templo. Conducida por pajes y doncellas, Elsa se dirige solemnemente a la iglesia donde ha de celebrarse la boda con su salvador, El Caballero del Cisne. Él es Lohengrin, hijo de Parsifal, Rey del Grial, y como miembro de una hermandad de caballeros protectores del Grial, es enviado a luchar contra la maldad y defender a Elsa. Todos los caballeros del Santo Grial, la copa milagrosa en la que José de Arimatea recogiera la sangre de Jesucristo durante su crucifixión, están protegidos por un poder divino, del que quedan despojados si revelan su nombre.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *