La Casa de las Culturas presenta la muestra dedicada a Amable Arias “El teorema de la anamnesis. La barrera contemplativa”

expo-amable-arias

La Casa de las Culturas acoge desde el viernes 17, a las 17 horas, la exposición “El teorema de la anamnesis. La barrera contemplativa”, dedicada a la obra de Amable Arias. Se trata de una muestra que está dividida en tres espacios el MUSAC de León, el Centro Leonés de Arte y la Casa de las Culturas de Bembibre.

Se trata de un proyecto co-producido por el MUSAC, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León; la Diputación de León a través del Instituto Leonés de Cultura [ILC]; la Concejalía de Cultura, Turismo y Fiestas del Ayuntamiento de Bembibre y el Instituto de Estudios Bercianos, IEB.

Programa

Viernes 17 de febrero

17:00 h. Sala Casa de las Culturas, Bembibre. Inauguración y visita guiada a la exposición con Jesús Palmero, comisario.

Sábado 18 de febrero

13:00 h.Centro Leonés de Arte [CLA]. Inauguración y visita guiada a la exposición con Jesús Palmero, comisario.

13.30 h. Centro Leonés de Arte [CLA]. Acción poética sobre los escritos de Amable Arias a cargo del artista Jorge Pascual.

17:00 h. Laboratorio 987, MUSAC. Inauguración de la exposición.

18:00 h.Laboratorio 987, MUSAC. Visita guiada a la exposición con Jesús Palmero, comisario

Miércoles 22 de febrero

19:00 h. Laboratorio 987, MUSAC. Amable Arias. Biblioteca abierta. Presentación y consulta de las publicaciones adquiridas e intervenidas por Amable Arias desde su juventud hasta 1984 facilitada por Jesús Palmero.

Nota biográfica de Amable Arias

Amable Arias nace en 1927 en Bembibre (León). En 1936, recién iniciada la Guerra Civil, sufre un accidente que le dejaría graves secuelas durante toda su vida. En 1942 la familia se traslada a San Sebastián. Las penurias económicas y familiares durante los años de posguerra, unidas a la enfermedad, hacen que Amable no recibiera ninguna enseñanza. Tras su paso por el estudio de Ascensio Martiarena, donde asiste a clases de dibujo, se consolida su inclinación artística. Consciente de su escasa formación, inicia un interesante proceso de autoformación que muy pronto le llevará desde el mundo de los tebeos al territorio de la literatura y la filosofía. En 1956 pinta sus primeros óleos, paisajes de su Bierzo natal en los que se aprecian ya constantes estéticas que se repetirán a lo largo de toda su obra.

En el año 1958 realiza su primera exposición individual en San Sebastián. Dos años más tarde, en un sótano que usaba como estudio en la donostiarra calle Garibay, organiza junto al pintor Rafa Ruiz Balerdi una exposición colectiva bajo el título “De los 10”. Esta muestra supondrá una oposición a la trasnochada línea “oficial” de la ciudad y un germen de lo que más tarde sería el utópico proyecto del Sindicato de Artistas, la renovación de la Asociación Guipuzcoana de Arte o la creación del grupo Gaur, formado por los pintores Basterretxea, Ruiz Balerdi, Sistiaga, Zumeta, Amable Arias y los escultores Oteiza, Chillida y Mendiburu. Con su ya mítica exposición de 1963 ‘Espacios vacíos’, celebrada en las salas del Ayuntamiento de San Sebastián, se forjó su imagen de artista controvertido por su postura radical.

En 1970, tras varias exposiciones dentro y fuera del País Vasco, inicia una etapa de introspección en su propia obra que le aleja de las actividades públicas, sumergiéndose en la marginación de los estamentos oficiales como consecuencia de toda una trayectoria en la que se impuso un estereotipo de “pintor maldito”. Su universo creativo es compartido durante sus últimos 14 años con Maru Rizo, quien colabora de forma directa en muchas de sus experiencias artísticas. Son años en que definitivamente Amable Arias se expande hacia el campo de la literatura, viviendo siempre en paralelo una postura ideológica antifranquista y posicionándose en una línea marxista. Murió en Donosti en 1984 a los 55 años.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *