La pieza del mes del Museo Alto Bierzo se dedica a un dintel conmemorativo de 1690

El lunes, 19 de diciembre a las 19 horas, se presentará en la Casa de las Culturas de Bembibre la “Pieza del mes” que estará representada por un dintel conmemorativo de arenisca de 1690, con el nombre inscrito de Doña Mariana Palatina.


dintel-arenisca-museo-alto-bierzo

 

 

Se trata de un dintel de arenisca, de forma rectangular, que posee unas medidas aproximadas de 50 x 110 x 23 cm. La pieza lleva tallada en la parte central del campo una cruz (grabada con posterioridad al acontecimiento señalado) y bajo ella la siguiente inscripción: “Dª (MAR) IANA PALATINA, HIZO (…) AVA 1690” y una representación en relieve del árbol de la vida (tras la datación cronológica).

El dintel pertenecía a un inmueble de la Avda. Villafranca y fue donado al Museo Alto Bierzo en el año 1988 por su propietario Paulino Martínez Cubero. Pasando a formar parte del conjunto de materiales pétreos colocados como elementos decorativos en el jardín de la alameda del Santuario del Ecce Homo. En el 2006 sería retirado del emplazamiento inicial y trasladado a Astorga para proceder a su restauración en el Taller de Conservación y Restauración de Obras de Arte y Bienes Muebles “Proceso Arte 8 C.B.”. Integrándose desde ese momento en la sección de Arqueología del Museo.

La leyenda inscrita evoca la llegada y estancia en Bembibre de la reina Dª Mariana Palatina Neoburgo (1667-1740), segunda esposa de Carlos II (1665-1700), el martes, 25 de abril de 1690.

Siendo recibida bajo palio por las autoridades civiles y eclesiásticas de la villa, encabezadas por D. Andrés García de Valcarce, corregidor de Bembibre y su jurisdicción y el Ldo. Lucas Alonso de Munébriga Verdugo y Ávila, párroco de la feligresía. A continuación tuvo lugar la celebración de una solemne liturgia en la parroquia de San Pedro Apóstol, que se acompañó de la entonación de un excelso Te Deum Laudamus en su honor.

El perfil urbano de Bembibre se realzaba con el adorno e iluminación de las calles principales, de la plaza mayor, del consistorio, del castillo, de la parroquia o del santuario; con el sonido estridente de los espectáculos pirotécnicos; y con la ejecución de varias danzas.

Efeméride que recogen entre otros autores, el cronista Antonio Ossorio de Mayorga en el ensayo Festiva aclamación, que a la venida de la Reyna Nuestra Señora, celebró en su real transito la muy noble, la muy leal, y antiquissima Ciudad de Astorga, donde descansó su Magestad dos días, y dos noches, impresa en Valladolid, en 1690; y el escritor Jean Leonard en la obra: Journal du Voyage de la Reine depuis Neobou jusqu’a Madrid, editada en Bruselas, en el año 1691.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *