Los vecinos de Compostilla rechazan la Red de Calor y anuncian movilizaciones

Roberto Mendo explica a los vecinos de Compostilla el proyecto de la Red de Calors. Foto: Raúl C.

Los vecinos del barrio de Compostilla no quieren la planta de biomasa de la Red de Calor junto a sus casas y exigen al Ayuntamiento de Ponferrada y a la Junta de Castilla y León que se cambie la ubicación de la misma, de no ser así se movilizarán. Lo decidieron ayer en la reunión que mantuvieron en la sede de la Calle Cid y a la que asistieron más de un centenar de personas.

Reunión de los vecinos de Compostilla sobre la Red de Calor. Foto: Raúl C.

Los vecinos se sienten ninguneados y abandonados y no les parece justo que después de haber soportado durante años las emisiones de la térmica de Compostilla I y la montaña de carbón, ahora se les quiera endosar un planta de biomasa que empeorará la calidad del aire que respiran y que les asilará, aún más, del resto de la ciudad.

Algunos vecinos recordaron que en el año 1992 lograron que no se ubicará en el barrio la terminal de camiones y que ahora están igualmente dispuestos a que suceda lo mismo con la Red de Calor.

Denuncian además que el Ayuntamiento no contó con ellos a la hora de decidir la ubicación de la central y que todo se ha hecho con “sigilo y falta de transparencia”, comentó la presidenta de la Asociación, Pilar Martín, quien además añadió que se enteraron de la intención de la Junta de ubicar la Planta junto al Parque de Bomberos a través de los medios de comunicación, cuando ya está en licitación la obra. “No creemos que el sitio adecuado para poner una central térmica sea en una zona urbana de casas unifamiliares”.

Además, dudan de que legalmente se pueda utilizar la parcela, justo en frente del Parque de Bomberos, para construir una central térmica de esas características, “La parcela es para equipamientos públicos y una central térmica es equipamiento industrial”, matizó la Presidenta, que además leyó las alegaciones que presentó Bierzo Aire Limpio al proyecto y en las que se cuestionaba también la legalidad de la actuación por tratarse de un suelo para equipamientos. La Plataforma se opuso a la instalación de la Planta por alterar la calidad del aire con partículas tóxicas e incumplir la distancia mínima con las viviendas del entorno.

Martín destacó que la Junta se va a gastar 4,5 millones de euros en una instalación cuando los edificios a los que se les va a dar servicio no están bien aislados “perdiendo calor por todos los lados.. me parece una chapuza”, afirmó la Presidenta.

El concejal de Medio Ambiente, Roberto Mendo, asistió a la reunión y explicó a los vecinos que se trata de un proyecto de la Junta de Castilla y León que dio inicio hace cuatro años y que cumple con la normativa actual para emisiones. Manifestó que no fue a la reunión para convencer a nadie e invitó a que una delegación de vecinos de Compostilla visite la planta que ya está funcionando en Valladolid.

A la reunión asistió también el concejal de Ponferrada en Común, Miguel Ángel Fernández, quien se comprometió a exigir al equipo de gobierno más información sobre el proyecto, “No basta con decir que es algo bueno para la ciudad, hay que tener en cuenta que un solo barrio va a soportar toda la contaminación con partículas tóxicas”, comentó Fernández.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *