Bembibre se vuelve a vestir de gala para homenajear al Botillo y recibir a Juan Carlos Suárez Quiñones y a Bertín Osborne

Nada más y nada menos que casi 1.300 personas abarrotaron el Pabellón Municipal de Deportes de Bembibre para celebrar la gran fiesta de exaltación en torno a la vianda berciana más conocida de la comarca, el botillo. La gala es el evento más importante del año en la villa y por ello, entre los invitados se encuentran siempre representantes de la vida social, cultural y política de la provincia y de la región, en este caso tuvo como preámbulo la actuación musical del Dúo Verdi, formado por Julieta González y Manuel Alejandre.

La gala, de la edición número 47 del Festival Nacional de Exaltación del Botillo estuvo conducida por Sonia Linares y Diego Luis González, de Onda Bierzo.

Como es tradición desde el año 2016, el Festival se hermana con una localidad relacionada con los productos agroalimentarios implicados en la elaboración del botillo. En este caso fue con el pueblo leonés de Chozas de Abajo y sus magníficas patatas.

Durante la gala y como colofón a la Semana Cultural, la concejal de Cultura leyó el fallo del Concurso Literario del Botillo, al que este año se presentaron 39 trabajos y que recayó en ‘Flores de mencía’, de la escritora alicantina con vínculos de amistad en el Bierzo, Paulina L. Rabel.

El evento, que tiene el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Nacional, se relacionó en esta edición por su interés histórico con los ramales de la ruta jacobea a Santiago, el Camino Olvidado y el Camino del Manzanal.

El alcalde de Bembibre fue también el encargado de presentar al mantenedor de esta edición, el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, un enamorado del Bierzo que citó a Enrique Gil y Carrasco y que apeló al espíritu conciliador y unificador del botillo, una tripa que recoge a todos en carne y hueso. Finalizó su intervención relacionándola con su profesión de magistrado.

Sin duda uno de los momentos más esperados de la gala fue la actuación de Bertín Osborne que, además de cantar un buen número de canciones, recordó su amistad con uno de los principales embajadores del Bierzo y del botillo, el comunicador Luis del Olmo.

Tras la actuación, los 1.300 comensales, incluido Bertín Osborne, pasaron al comedor para degustar la cena organizada y servida por la empresa Cat&Rest. En esta ocasión, el comedor se amplió con más de 100 plazas para atender la creciente demanda de participación en el Festival, en el que se comparte mesa, conversación y sobre todo, un exquisito botillo. La velada se clausuró con el baile a cargo de la Orquesta Garibaldi y el grupo Florida.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies