Contacta con nosotros

Ciencia

Cráneos de Atapuerca con rasgos neandertales y primitivos iluminan la evolución humana

Publicado

el

1 / 1 Cráneo 17 de la Sima de los Huesos, en la Sierra de Atapuerca (Burgos). / Javier Trueba - Madrid Scientific Films.

1 / 1
Cráneo 17 de la Sima de los Huesos, en la Sierra de Atapuerca (Burgos). / Javier Trueba – Madrid Scientific Films.

Una investigación que publica hoy la revista Science da a conocer el análisis de 17 cráneos del Pleistoceno Medio hallados en la Sima de los Huesos de Atapuerca (Burgos); entre ellos, siete nuevos. Sus resultados indican que los cambios en la cara fueron los primeros pasos en la evolución del linaje neandertal.

AGENCIA: SINC

Un equipo de investigación internacional, liderado por un amplio número de científicos españoles, publica en la revista Science la colección de los 17 cráneos humanos hallados hasta el momento en el yacimiento de la Sima de los Huesos (Atapuerca, Burgos) –siete de ellos nuevos–.

En la colección de cráneos que albergaba la cueva, los investigadores han identificado características de los neandertales, pero también otros rasgos propios de humanos más primitivos. Este mosaico de especies apoya la teoría de que la evolución neandertal no sucedió de una sola vez, sino que estos humanos desarrollaron sus rasgos por separado y en diferentes momentos.

Los restos fósiles presentan diferentes estados de conservación y se dan a conocer veintiún años después de que se presentaran en la revista Nature los tres primeros encontrados en este yacimiento.

La antigüedad de estas calaveras, que pertenecen a una misma población biológica, se estima en unos 430.000 años. Pertenecen al Pleistoceno medio, un periodo en el que el camino evolutivo de los humanos es controvertido para los científicos. Aún no se ha determinado de qué especie son.

“Esa es una cuestión que se deja para más adelante. No es la misma morfología que la de la mandíbula de Mauer, el holotipo de Homo heidelbergensis [el espécimen que sirvió para describir a su especie], pero esto ya lo sabíamos. El problema es que no hay ninguna otra mandíbula como la de Mauer, y que tenemos poco fósil para describir toda una especie”, explica a Sinc Juan Luis Arsuaga, catedrático de Paleontología Humana de la Universidad Complutense de Madrid.

Sobre si son o no neandertales, Arsuaga matiza: “Los restos de la Sima pertenecen al grupo de los neandertales, pero tampoco son neandertales ‘clásicos’, sino incipientes. Así que ya veremos en qué queda todo esto. Ahora vienen unos congresos importantes en los que habrá oportunidad de discutir el tema”.

Se calcula que el número de individuos acumulados en este lugar se acerca a la treintena y sus esqueletos parecen estar completos, aunque los fósiles se encuentran en muchos casos rotos y mezclados.

“Solo tenemos noticia de estos 17 cráneos y aún están muy incompletos. Queda, por lo tanto, mucho por descubrir. Por otro lado, que pertenezcan a la misma población biológica aporta una gran ventaja porque se puede estudiar la variación en el interior de la población y así ver si otros restos de su época entran dentro de esa variación o pertenecen a poblaciones diferentes”, añade Arsuaga.

Ignacio Martínez coautor del estudio y catedrático de Paleontología de la Universidad de Alcalá, subraya: «Con los cráneos que encontramos es posible caracterizar la morfología craneal de una población humana del Pleistoceno medio europeo por primera vez».

Evolución facial de los neandertales

Los huesos pertenecen a individuos que vivieron en una época apasionante para los paleoantropólogos, y también llena de enigmas. Hace alrededor de 400 a 500 mil años, en el corazón del Pleistoceno, los humanos arcaicos se separaron de otros grupos que vivían en África y Asia del Este en la misma época, para establecerse en Eurasia, donde se desarrollaron características que vendrían a definir el linaje neandertal. Cientos de miles de años después, los humanos modernos, que se habían desarrollado en África, se asentaron en Eurasia también y se cruzaron.

Por qué los neandertales se diferenciaron rápidamente de otras especies, y qué patrón de cambios tuvieron, aún es objeto de debate.

En este sentido, por el desarrollo de los cráneos hallados en la Sima de los Huesos, este artículo desmonta las teorías de una evolución simple frente al patrón evolutivo modular o en mosaico.

“Lo que hemos visto es que no todos los rasgos neandertales evolucionaron al mismo ritmo. Cara y dientes se adelantaron al cráneo cerebral. También nos parece que la evolución no se produjo a la vez a todo lo largo del continente europeo, sino que cada región tiene su propia historia”, asegura Arsuaga. “Los primeros rasgos neandertales aparecieron en la cara, los dientes y la articulación de la mandíbula –continúa–, lo que hace pensar que tenían algún tipo de especialización en el aparato masticador. Quizás se tratase de un uso de los dientes de delante no relacionado con la alimentación, pero eso está por ver”.

La Sima de los Huesos, un yacimiento único

No hay ningún yacimiento en la historia que haya proporcionado tantos cráneos de una especie humana extinguida.

«Este yacimiento se ha excavado de forma continua desde 1984. Después de treinta años, hemos recuperado casi 7.000 fósiles humanos que corresponden a todas las regiones del esqueleto de por lo menos 28 personas. Esta extraordinaria colección incluye 17 cráneos fragmentados, muchos de los cuales son muy completos», agrega Martínez.

Desde finales de los años ochenta el equipo de investigación sostiene que la población de la Sima está relacionada con los neandertales. Ahora saben además que el origen de todo el grupo tiene al menos 430.000 años. Los fósiles de la Sima son los más antiguos conocidos con rasgos neandertales.

La uniformidad de la población de la Sima contrasta con la variación que se encuentra cuando se comparan todos los fósiles europeos del Pleistoceno medio, periodo que va desde hace 780.000 años hasta hace 130.000 años.

Algunas desemejanzas pueden deberse al tiempo que separa los yacimientos, pero otras parecen tener más que ver con diferencias regionales. Incluso es posible que convivieran poblaciones con rasgos neandertales más o menos marcados junto con otras que presentan un aspecto arcaico.

Según los investigadores, también es probable que hubiera reemplazamientos de unas poblaciones por otras e intercambios genéticos, como se ha apuntado al respecto del genoma mitocondrial recuperado hace poco en uno de los fósiles de la Sima, y que no es del tipo neandertal.

[box style=»4″]

Referencia bibliográfica:

J. L. Arsuaga, I. Martínez, L. J. Arnold, A. Aranburu, A. Gracia-Téllez, W. D. Sharp, R. M. Quam, C. Falguères, A. Pantoja-Pérez, J. Bischoff, E. Poza-Rey, J. M. Parés, J. M. Carretero, M. Demuro, C. Lorenzo, N. Sala, M. Martinón-Torres, N. García, A. Alcázar de Velasco, G. Cuenca-Bescós, A. Gómez-Olivencia, D. Moreno, A. Pablos, C.-C. Shen, L. Rodríguez, A. I. Ortega, R. García, A. Bonmatí, J. M. Bermúdez de Castro, E. Carbonell. “Neandertal roots: Cranial and chronological evidence from Sima de los Huesos”, Science 344, 20 junio de 2014: 1358 – 1363.

[/box]

Continuar leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ciencia

El Campus de Ponferrada acoge la primera observación absoluta de la gravedad en León

Publicado

el

Se llevó a cabo el pasado mes de julio en el Campus de Ponferrada, con la participación de alumnos y profesores del grado de Geomática

Observación absoluta de la gravedad en León realizada en el Campus de Ponferrada

Un equipo del Servicio de Gravimetría del Instituto Geográfico Nacional (IGN) realizó el pasado mes de julio la primera observación absoluta de la gravedad en la provincia de León, que se realizó en las instalaciones del Campus de Ponferrada de la Universidad de León (ULE), en una actividad que contó con el apoyo y participación de alumnos y profesores del Grado de Ingeniería en Geomática y Topografía.

Para hacer la medición se empleó un gravímetro absoluto A10 (incertidumbre 10,5 µGal; 1 µGal = 10-8 m/s2) que permite obtener el valor de la aceleración de la gravedad de forma muy precisa en un lugar de observación concreto. De esta manera, cuando se hayan procesado los datos de la observación, el Campus de Ponferrada contará con una de las estaciones de la red REGA (Red Española de Gravimetría Absoluta).

Las estaciones REGA son la referencia más precisa que hay de la gravedad en España. Por lo tanto, cualquier trabajo o estudio que requiera del conocimiento preciso de la gravedad en el entorno de Ponferrada hará uso del valor proporcionado por la estación REGA del Campus de Ponferrada.

La aceleración de la gravedad o ‘g’ es el efecto que la fuerza de la gravedad produce en los cuerpos, mientras que la fuerza de la gravedad es la combinación de la fuerza gravitatoria (atracción generada por la masa de la Tierra y por la masa de los cuerpos extraterrestres) y de la fuerza centrífuga producida por la rotación del planeta. Las aplicaciones en las que se emplea la gravimetría incluyen el cálculo de altitudes y desniveles de precisión y la definición del geoide y forma de la Tierra.

Utilidad de los datos obtenidos

En el ámbito académico, la gravimetría se emplea en campos de estudio como la geodinámica (actividad volcánica o comportamiento de las distintas capas que estructuran el interior del planeta), la geodesia, la metrología, la hidrogeología (estudio de acuíferos) o la geología estructural (definición de discontinuidades bajo la superficie terrestre).

La industria emplea los valores de la gravedad para calibrar las células de presión empleadas en las básculas, pero también en la exploración de metales y de hidrocarburos. En el caso de los metales la utilidad de la gravimetría es muy alta, ya que tomando como base una observación absoluta es posible obtener variaciones laterales de densidad que serán muy visibles en caso de que haya una alta concentración de metales.

Uno de los aspectos más positivos de la observación de Ponferrada es que se puede enlazar con los datos de la estación permanente de posicionamiento por satélite (GNSS) ya existente en el campus. En el futuro, se va a calcular la altitud (ortomética) del punto observado, con lo cual también se integrará en la Red Española de Nivelación de Alta Precisión (REDNAP).

Una vez finalizados los trabajos el Campus de Ponferrada contará con una base REGA y REDNAP, que junto con la base permanente GNSS del ITACyL, permitirá al alumnado del grado en Geomática, y a todos los usuarios que lo precisen, contar con estos puntos de referencia de máxima precisión para sus trabajos académicos y profesionales.

Continuar leyendo

Ciencia

El proyecto ‘Treealert’ del Campus de Ponferrada 2º premio en el certamen Desafío Universidad Empresa

Publicado

el

Flor Álvarez Taboada recogió el pasado viernes el segundo premio por el proyecto ‘Treealert’, en respuesta a la demanda planteada por la empresa ‘Bosques y Ríos’

Flor Álvarez Taboada recoge el premio Desafío Universidad Empresa

El proyecto ‘Treealert’ propuesto por la Universidad de León (ULE) desde el campus en Ponferrada obtuvo el segundo premio del certamen ‘Desafío Universidad-Empresa’, y fue recogido el pasado viernes por Flor Álvarez Taboada, investigadora de la Escuela de Ingeniería Agraria y Forestal (EIAF), y Joaquín Garnica, de la empresa ‘Bosques y Ríos’, de manos de Blanca Ares, Directora General de Universidades e Investigación de la Junta de CyL, en el transcurso de una ceremonia que se desarrolló en la Universidad de Salamanca.

El proyecto presentado por el grupo de investigadores de la EIAF del Campus de Ponferrada da respuesta al desafío planteado por la empresa ‘Bosques y Ríos’, con fuerte presencia en el sector del chopo en las cuencas del Duero y el Ebro, que solicitó el desarrollo y puesta a punto de un sistema para el seguimiento remoto del estado sanitario de las choperas, que además pudiera actuar como sistema de prevención ante la propagación y/o aparición de daños bióticos (plaga, enfermedad) y/o abióticos que afectasen al crecimiento de las plantaciones.

Hay que tener en cuenta que actualmente los daños causan una pérdida del crecimiento de los árboles con el consiguiente efecto económico sobre la plantación, por lo que la resolución de esta demanda tecnológica podría ser un elemento diferenciador que haría posible una mejora cuantitativa en el sector de la populicultura, en términos de productividad y sostenibilidad económica, ambiental y social.

Escáner laser en choperas

Sistema de alerta temprana de daños en choperas

La solución que ha sido premiada por el Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa tiene como objetivo poner en marcha un sistema multiescala (escala de árbol, escala de rodal y escala de masa) de alerta temprana y seguimiento de daños bióticos y abióticos que afecten a las choperas a partir de Big Data, imágenes satelitales y procedentes de RPAS, nubes de puntos de escáneres láser, sensores ecofisiológicos e Internet de las Cosas (IOT).

Como resultado final, en un plazo máximo de 12 meses, se obtendrá una aplicación web en la que el propietario introducirá la localización de sus choperas (como fichero o dibujando el área de interés en la propia aplicación) y el periodo temporal de interés (últimos meses, semanas, días) y obtendrá, en tiempo real, la probabilidad de que se haya producido un daño en la plantación, visualizándolo en el mapa con una escala de color y descargable como tabla y como imagen. Además, se implementará un sistema de aviso automático al propietario (vía e-mail, móvil) de anomalías en tiempo real por posibles daños por viento, anormalidades fisiológicas o cambios en vigor (una vez depuradas por el sistema) en las parcelas incluidas en el sistema de monitorización y seguimiento.

El sistema premiado en el ‘Desafío Universidad-Empresa’, -explica Flor Álvarez Taboada-, presenta como aspecto diferencial que un usuario no experto en teledetección ni IOT va a poder obtener a través de la aplicación web desarrollada información clara e inmediata del estado sanitario de sus parcelas de chopo, así como de la probabilidad de que se haya producido un daño (información en forma de imagen, gráfico, vector o tabla), además de poder recibir una alerta automática en el móvil. Otra de las ventajas es que se emplean técnicas replicables y automatizables, aplicables a escala de provincial y regional, de forma que se puedan gestionar plantaciones de gran extensión”.

Poner a disposición de la cadena de valor del chopo (empresas dedicadas a la plantación y/o gestión de choperas, cultivadores de chopo (actuales y potenciales), industria de transformación) y de los gestores forestales una herramienta digital como ‘TreeAlert’, que permita detectar y monitorizar los daños choperas, favorece el éxito en la gestión de las plantaciones existentes, haciéndolas más sanas, más resilientes y por lo tanto capaces de crecer a un mayor ritmo, tanto para producir madera como para proporcionar servicios ecosistémicos como la fijación de carbono, aspectos todos ellos alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 8, 12 y 13 (Trabajo decente y crecimiento económico, Producción y consumo responsables, y Acción por el clima) .

Además, los propietarios de choperas serán capaces de obtener de forma remota estimaciones robustas y fiables sobre el estado sanitario de sus plantaciones (puesto que la mayoría no van con frecuencia a realizar un seguimiento in situ de sus plantaciones), lo que aumentará su confianza en su inversión y facilitará la expansión del sector. Esto último es especialmente relevante en un sector con una demanda creciente de materia prima, asentado en zonas rurales y con una elevada despoblación, con un elevado impacto en su economía (ODS 8).

El concurso ‘Desafío Universidad-Empresa’ está dotado con 45.000 euros en premios, y forma parte del Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa (Plan TCUE), dirigido a investigadores universitarios y empresas con interés en desarrollar proyectos conjuntos de I+D+i.

Continuar leyendo

Ciencia

Curso en Cubillos del Sil para los amantes del la electrónica «Maker»

Publicado

el

Arduino de 0 a 100’ se celebrará de 1 a 3 de julio de 2022 en el marco de la programación formativa estival de la Universidad de León

La Universidad de León (ULE), la Fundación Ciudad de la Energía (CIUDEN) y la Asociación Makers del Bierzo han impulsado un curso de verano titulado ‘Arduino de 0 a 100’, que se celebrará de 1 a 3 de julio en las oficinas de la CIUDEN, en Cubillos del Sil, dirigido a personas que estén interesadas en la electrónica, el mundo Maker, y los dispositivos electrónicos, para ofrecerles formación y que sean capaces de desenvolverse programando pequeños circuitos electrónicos diseñados por ellos mismos.

El ‘mundo de Arduino’ está formado por una comunidad internacional de apasionados de la electrónica, que desarrolla hardware para construir dispositivos digitales y dispositivos interactivos que puedan detectar y controlar objetos del mundo real. Por ese motivo esta iniciativa está abierta a todos los interesados en la electrónica con Arduino: estudiantes universitarios, graduados, profesionales, docentes de primaria y secundaria, aficionados a la electrónica, etc.

El enfoque será totalmente práctico, de tal forma que los participantes adquirirán los conocimientos a través de la realización de proyectos y prácticas guiadas. En las jornadas los alumnos tendrán a su disposición todos los dispositivos necesarios para la construcción de dispositivos. (Por cuestiones pedagógicas y de practicidad se recomienda que traigan al curso su propio portátil y un cable micro USB).

Formación para desarrollar proyectos propios

Durante el curso se tocarán múltiples aspectos, desde los más básicos hasta la interacción con distintos sensores. El objetivo es que cualquiera pueda llegar a convertirse en una auténtica persona hacedora, capaz de desarrollar sus propios proyectos. A su término, los alumnos serán capaces de entender el universo Arduino, y la estructura de entradas y salidas de una placa. También aprenderán a programar en su entorno de programación, a conectar sensores y leer datos, diseñar pequeños circuitos electrónicos programables, y soldar o estañar cables y pines.

Desde la dirección del curso, a cargo del profesor Victoriano Marcelo Gabella, se comenta que se incidirá en las posibles aplicaciones que este microcontrolador puede tener para contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, particularmente en relación al objetivo nº. 12: ‘Consumo y Producción Sostenibles’. “Así pues, -explica-, se utilizarán ejemplos en los que esta plataforma permite desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental, aumentar la eficiencia de recursos o promover estilos de vida sostenibles”.

La duración del curso es de 20 horas (18 horas presenciales), y el precio de la matrícula es de 65 euros (60 para estudiantes y personas en situación de desempleo). El programa completo y las inscripciones se pueden consultar en el siguiente enlace: http://extensionuniversitaria.unileon.es/euniversitaria/curso.aspx?id=2400

Continuar leyendo
Publicidad

Trending

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies