Héctor Yebra termina la temporada en Jerez con una quinta posición

El piloto berciano se consolida en la parte media alta y se convierte en uno de los pilotos a batir

Heéctor Yebra en el circuito de Jerez

Terminó el Campeonato de España de Superbikes ESBK con sabor agridulce en el equipo del piloto berciano Héctor Yebra. Consiguió una meritoria quinta plaza en el circuito Ángel Nieto de Jerez que lo sitúa en la séptima posición general. Se cumplen los objetivos iniciales de terminar en la parte media alta de la tabla, pero la temporada ha estado marcada por varias caídas que le impidieron puntuar y que, a la postre, han sido decisivas.

Yebra hizo una muy buena salida en Jerez manteniéndose en el grupo de cabeza durante toda la carrera. Se había asegurado la cuarta posición durante siete de las trece vueltas.

Cuando los tres pilotos de cabeza se descolgaron comenzó la pugna por la cuarta posición entre Yebra y el piloto portugués Kiko María, quienes también se disputaban la sexta plaza en la general.

El desenlace no se produjo hasta la entrada en meta, que atravesó el corredor luso por delante de Yebra, marcando el mismo tiempo en el crono pero con dos puntos de diferencia.

Esta quinta posición en Jerez impidió que Héctor Yebra concluyese la temporada en sexto lugar, a un solo punto de su rival también en la última carrera, Kiko María.

Yebra llega así al final de temporada cumpliendo el objetivo de mantenerse como uno de los pilotos a batir. De hecho, con muchos menos recursos que las escuderías más potentes, Héctor Yebra no pudo puntuar en tres de las nueve carreras, lo que frenó la evolución ascendente del inicio de temporada.

De la regularidad a las caídas

El berciano comenzó la temporada el pasado mes de abril en el mismo circuito que cerraría la competición en noviembre: el Ángel Nieto de Jerez. Finalizó la primera carrera con un podio que le reservaba una posición privilegiada.

El segundo podio llegaría en Montmeló, en la tercera carrera de la temporada en una trayectoria ascendente que auguraba una muy buena campaña.

Había logrado mantener una regularidad que permitía poner las miradas en la parte noble de la tabla, luchando por llegar al podio en la clasificación general. Pero en las siguientes carreras todo comenzó a cambiar.

Primero, en Valencia, donde uno de los pilotos realizó una maniobra imprudente que arrolló a Yebra dejándole fuera de los puestos clasificados. Yebra perdió aquí la tercera plaza que había conseguido en la general.

En la siguiente carrera una situación parecida dejó a Héctor fuera de competición cuando un corredor provocó una caída múltiple en la que también se vio implicado el berciano.

En Albacete llegaría la tercera caída consecutiva, en esta ocasión por una maniobra del propio Yebra que le volvió a dejar fuera de la clasificación.

Con dos carreras por delante, el objetivo que se marcó el equipo era escalar posiciones, para lo cual debía conseguir la mejor clasificación en las carreras posteriores. En Navarra terminó en séptimo lugar mientras que esta última de Jerez acabó quinto.

Veinte puntos en las últimas dos carreras que han servido para garantizarle la séptima posición, a las puertas del sexto puesto que se decidió en el último momento.

El futuro del equipo, en el aire

La continuidad de Yebra está en el aire. El piloto berciano cuenta con su propia escudería HY Competición que ha conseguido lo imposible iniciando y terminando la temporada en una categoría difícil y exigente, en la que el desarrollo de las motocicletas puede ser determinante para arrancar entre 1 y 2 segundos más por vuelta.

Un equipo humilde con escasos recursos que ha conseguido que su piloto, Héctor Yebra, haya plantado cara a corredores que cuentan con los motores más avanzados de 2019 capaces de desarrollar hasta cuatro caballos más.

El berciano ha demostrado sus habilidades de pilotaje ganando en curvas lo que la moto no pudo desarrollar en rectas. Es más, es en las rectas donde las motos más avanzadas consiguen marcar las principales diferencias.

Esta situación se conseguiría revertir con una mayor inversión mecánica así como una apuesta por telemetría, que tienen prácticamente todos los pilotos de su categoría.

Esta temporada ha servido para plantear el futuro hasta tal punto que el equipo podría retirarse de la competición si no consigue los recursos suficientes para mantener la categoría.

La presencia de Yebra en la competición ha sido posible gracias a los patrocinadores que han apostado por el berciano en el ESBK. Sin embargo, no ha sido suficiente para las mejoras técnicas de la motocicleta, lo que sirve para marcar un nuevo objetivo en la búsqueda de patrocinadores para la siguiente temporada: poder correr en igualdad de condiciones.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies