La Reserva de la Biosfera de los Ancares da a conocer el trabajo de su comité científico

Comité científico de la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses

La Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses, que tiene como pilares la investigación y la aplicación de los conocimientos científicos para la gestión y desarrollo sostenible del medio natural, ha dado a conocer el trabajo del comité científico.

Los 6 miembros que, junto con la gerente de la Reserva de la Biosfera componen este órgano, son académicos de diferentes disciplinas de interés para el trabajo de la RBALE y con una larga y exitosa trayectoria: Estanislao de Luis Calabuig, catedrático de Ecología (Universidad de León), Valentín Cabero Diéguez, catedrático en Análisis Geográfico Regional (Universidad de Salamanca), Alipio García de Celis, doctor en Geografía (Universidad de Valladolid), Julio Javier Díez Casero, doctor en Patología Forestal (Instituto de Gestión Forestal Sostenible, Universidad de Valladolid), Julio Lago Rodríguez, doctor en Ciencias Económicas (Universidad de León), Ángel Ruiz Mantecón, doctor en Nutrición y Sistemas Ganaderos (CSIC-Universidad de León).

Las funciones de este Comité Científico, como queda recogido en su Reglamento interno , son las siguientes:

-Asesorar e informar las líneas estratégicas y los proyectos a desarrollar.
-Desarrollar la base científica de las propuestas de la Reserva y contribuir a la definición de sus prioridades.
-Proponer planes de investigación aplicada al desarrollo sostenible.
-Proponer cuantas medidas estime oportunas para el mejor desarrollo y actualización del Plan Estratégico.
-Potenciar las relaciones con los distintos estamentos científicos y académicos relacionados con su labor.
-Potenciar las relaciones entre los ámbitos científicos y los ciudadanos de la Reserva, fomentando el intercambio de experiencias y la participación conjunta.
-Las que, en lo sucesivo, se aprueben por el propio Comité Científico y cuenten asimismo con la aprobación del Consorcio de la RBALE.

El objetivo de funcionamiento de este órgano es que el Comité Científico juegue un papel dinámico y proactivo con un funcionamiento de trabajo en contacto directo con la población y con un intercambio de conocimiento y sabiduría bidireccional. De este modo, la experiencia de los científicos puede fortalecer acciones para el desarrollo de los sectores económicos locales (como es el caso de la ganadería extensiva, para el cual ya se ha iniciado un proyecto de mejora con los ganaderos que integran la asociación constituida gracias a la Reserva), el voluntariado ambiental a modo de los tradicionales concejos abiertos y destinado a la mejora ambiental y paisajística, o la celebración de foros divulgativos y participativos con los vecinos.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies