El PP rechaza en las Cortes reimplantar el modelo de comedores in situ

El Grupo Parlamentario Popular se opuso hoy en el Pleno de las Cortes a reimplantar el modelo de comedores in situ en los colegios públicos de la Comunidad. De esta forma, y con el único voto en contra del PP, las Cortes rechazaron la propuesta del PSOE –respaldada por todos los demás grupos- para recuperar el sistema en un plazo de tres años tras los bochornosos episodios ocurridos en comedores escolares de Palencia, Segovia o León donde se detectaron larvas y hasta tuercas en los platos de los menores.

La iniciativa debatida en las Cortes llegó tras el empate en Comisión de Educación, también con el único voto en contra del PP, en la que se pretendía realizar un estudio comparativo de costes de los comedores escolares entre la gestión directa por parte de la Consejería y la gestión mediante concesiones o contratos con compañías privadas; no suprimir más servicios de comedor in situ, manteniendo todos los que existan hasta este momento; recuperar en el plazo de tres años el modelo de comedor in situ con servicio directo, siempre que se cuente con las instalaciones de cocina y con el acuerdo de la comunidad educativa; garantizar la calidad de la comida tanto en los colegios que tengan cocina in situ como en los que tengan una empresa con línea fría; garantizar el mismo servicio en el medio rural y en el urbano, eliminando el límite de los 70 alumnos para contar con el personal auxiliar necesario; y mantener los puestos de trabajo públicos existentes en los comedores de los centros públicos donde todavía existan.

Frente a los argumentos expuestos por el viceportavoz de Educación del Grupo Socialista, Jesús Guerrero, el Partido Popular argumentó su rechazo basándose en que es “más costoso”. “No es una cuestión de coste, aunque es importante, es cuestión de calidad”, replicó Guerrero.

Guerrero recordó que aquellos episodios motivaron “serias críticas” de las AMPAS, de toda la comunidad educativa y hasta del Consejo Económico y social de Castilla y León mostró su preocupación, emitiendo recomendaciones al respecto.

“Quedó en cuestión la calidad de la comida que se servía, el propio modelo de gestión por el que opta la Consejería, a favor de la privatización del servicio a empresas multinacionales en detrimento de los comedores que preparan las comidas en situ, y hasta la pérdida de empleo público”, afirmó Guerrero.

“Hace más de un año debatimos en comisión esta PNL del grupo socialista pero sigue plenamente vigente, ante las dudas y el rechazo que siguen teniendo muchos padres y madres, muchas AMPAS sobre el modelo privatizado de línea fría, baste ver el ejemplo reciente de las quejas en seis colegios bercianos”, sostuvo.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *