El TSJ admite a trámite el recurso de Bierzo Aire Limpio contra la incineración de cenizas en Cosmos

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha admitido a trámite el recurso de Bierzo Aire Limpio cotra la autorización concedida a Cementos Comos para incinerar cenizas.

La demanda, interpuesta por la letrada de Víctor Álvarez del despacho leonés Cordal Abogados, impugna la orden de Fomento por la que se modificaron los permisos de la fábrica, que permite a Cosmos la utilización de hasta 200.000 toneladas de cenizas de carbón, procedentes de térmicas externas al Bierzo.

La Plataforma acusa a Cosmos de querer “enriquecerse trayendo residuos al Bierzo” sin importarle la salud de los bercianos y perjudicando directamente al sector agroalimentario de la comarca, “No vamos a tolerar que se siga jugando de modo imprudente con la salud, la economía y el medio ambiente del Bierzo, permitiendo que los permisos de esta fábrica se modifiquen irregularmente un año después de obtener su autorización, sin ni siquiera evaluar los efectos ambientales que ello genera, como obliga la Ley”, afirman desde Bierzo Aire Limpio.

Según la ONG la intención de Comos y la consejería de Fomento y Medio Ambiente, es de ir preparando poco a poco el terreno para la autorizar la incineración de residuos como son los neumáticos fuera de uso.

Se denuncia además que en el Bierzo no hay suficientes cenizas para cubrir el cupo de 200.000 toneladas anuales por lo que se tendrán que traer de fuera, con el riesgo que eso supone debido al transporte, la acumulación y la utilización de las cenizas.

“Un escape accidental en el almacenamiento, uso o transporte de estas cenizas puede contaminar cultivos y aguas, y la orografía de la zona favorece la persistencia de las sustancias contaminantes en la atmósfera”, comentan desde la Plataforma.

Aire Limpio alerta de las consecuencias que podría tener un accidente en la planta de Cosmos con el caso que se produjo el 22 de diciembre de 2008 en Estados Unidos, cuando la rotura de un muro en la planta pública de Kingston, de la Autoridad del Valle del Tennessee (TVA), terminó con un importante vertido de aproximadamente 5 millones de metros cúbicos de cenizas de carbón en su entorno y en el río Emory.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *