Molinaseca expone 4 joyas bibliográficas medievales, entre ellas el Códice Calixtino

Molinaseca acoge, desde el próximo día 1 y hasta el al 31 de agosto, la exposición de 4 códices medievales, auténticas joyas bibliográficas, cuyos originales se hayan en catedrales, bibliotecas nacionales extranjeras o en archivos históricos.

La visita a la exposición podrá realizarse, de lunes a domingo, en la Sala de Exposiciones de la Oficina de turismo en horario de mañana, de 10:00 a 14:00 horas, o por las tardes, de 16:00 a 20:00 horas.

El alcalde de Molinaseca, Alfonso Arias Balboa, considera que “es un auténtico lujo poder acercar a la contemplación de visitantes y peregrinos estas valiosísimas y exclusivas piezas bibliográficas, réplicas exactas de sus originales”.

Códices que se exponen

1.-Códice Calixtino: Nombre propio de un manuscrito iluminado de mediados del siglo XII, que contiene el más antiguo texto del Liber Sancti Iacobi. Custodiado en la Catedral de Santiago (1.140) del que éste, es una réplica exacta, editada y autorizada por el Cabildo de la Catedral de Santiago en 1.993, antes del robo y posterior recuperación del mismo. Consta de cinco libros y dos apéndices, con un total de 225 folios de pergamino escritos en las dos caras. Su cuarto libro narra el descubrimiento de la tumba de Carlomagno. El quinto constituye una especie de guía para los peregrinos que seguían el Camino de Santiago, con consejos, descripciones de la ruta y de las obras de arte, así como de las costumbres de las gentes que vivían a lo largo del Camino.
Es aquí, donde en el Capítulo III aparece de forma explícita la localidad de Molinaseca.

2.-Laudibus Sanctae Crucis: Obra del benedictino Rabano Mauro (780-856), abad del Monasterio de Fulda y Obispo de Maguncia.
La obra, como su propio nombre indica, es una alabanza a la Santa Cruz. Esta es copia fiel del original que se haya en la Biblioteca Nacional de Viena (Austria). En el prefacio de este libro, Rabano Mauro se denomina a sí mismo Magnentius Hrabamus Maurus. Está escrita en verso (entre 810 y 822) y se trata el símbolo cristiano, la Santa Cruz, y de los nombres de Cristo.

3.-Crónicas de las Cruzadas: Relata los hechos de los Caballeros que durante la Primera Cruzada, a finales del siglo XI, conquistaron Jerusalén y otras tierras arrebatadas a los turcos.
El manuscrito  fue redactado en el taller de David Auberthacia 1.455 por orden del Duque de Borgoña. El códice es una copia exacta, cuyo original se encuentra en la Biblioteca Nacional de Austria.

4.-Secretum Templi: Reproducción exacta del manuscrito de finales de siglo XII de la Regla Primitiva del Temple y reproducción de 54 cartas manuscritas, encuadernado en piel vuelta y con escudo de la Orden del Temple, que tanta huella ha dejado en tierras bercianas.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *