El Cellero presenta en el Villfranquino el clásico “Llázaro de Tormes”

El próximo sábado, 10 de marzo, se estrena a las 20 horas en el Teatro Villafranquino Enrique Gil y Carrasco la obra «Llázaro de Tormes», de la compañía asturiana El Cellero e interpretada por Carlos Alba.

El texto es una crítica a la sociedad española de su época, compuesta mayormente por clases pasivas: el ciego mendicante, el clérigo, el fidalgo arruinado, el buldero, el alguacil, el arcipreste…

Las entradas son a 10 €, en internet 1€ a mayores en concepto de gastos de distribución ; las entradas se pueden adquirir: www.vayaentradas.com, Oficina de Turismo de Villafranca del Bierzo, La Casita de Lola en Centro la Máquina de Ponferrada y desde 2 € antes en la taquilla del teatro

Ficha técnica

LLAZARO DE TORMES Versión e Interpretación: Carlos Alba “Cellero”.
Dirección escénica: Felipe Santiago .
Revisión lingüística: Milio Rodríguez Cueto.
Diseño y realización de vestuario: Nati García .
Diseño y técnico de luces: Xame Santos.
Diseño de Cartel: Felipe Santiago,Vanessa Peña y Pedro Díaz.
Gaita: Milín (Xuan Milio Prendes).
Promoción y Asesoramiento pedagógico para Secundaria: Vanessa Peña.
Fotografías: Pedro Díaz
Producción: ACostuBaxo Teatru.
Público preferente: Adulto y Todos los públicos / 13 – 18 años (versión para Institutos de Enseñanza Secundaria).

Sinopsis:

“La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades”, más conocida como el “Lazarillo de Tormes”, novela publicada en el siglo XVI (año 1554), y de autoría aún desconocida, es una de las obras cumbre de la literatura española, que da inicio al género conocido como “novela picaresca”. LLAZARO CIEGO.

Se persigue mantener el fondo popular y folclórico del original, así como la belleza de la expresión lingüística. Llázaro de Tormes, quien en el momento de la representación es pregonero de los vinos del Arcipreste de San Salvador, cuenta sus “picardías” con la intención de justificar su vida, haciendo de paso un retrato divertido de la sociedad de su época. La comicidad y la complicidad con el público están presentes en el montaje, sin descuidar la calidad literaria del texto.

LLAZARO CLÉRIGO

Llázaro, de oficio pregonero, es un tipo de palabra fácil y reposada, un “escenificador” natural.
El texto es una crítica a la sociedad española de su época, compuesta mayormente por clases pasivas: el ciego mendicante, el clérigo, el fidalgo arruinado, el buldero, el alguacil, el arcipreste…

“Este montaje anhela transmitir, de una manera sencilla y natural, un mundo que todavía reconocemos cuatro siglos y medio después. Acercar a nuestro tiempo y nuestro espacio un texto que, a pesar de su popularidad, puede ser un desconocido”. Felipe Santiago

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies