En información pública la declaración de la cuenca minera de Fabero como Bien de Interés Cultural

Pozo Julia. Foto: Raúl C.

El Boletín Oficial de Castilla y León (BOCYL) publica hoy la apertura del período de 30 días de información pública de la declaración de la cuenca minera de Fabero como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de conjunto etnológico.

En el período de información cualquier persona puede alegar lo que estime conveniente en orden de la declaración que se pretende. El expediente completo se encuentra disponible para su consulta en el siguiente enlace: http://servicios.jcyl.es/pweb/datos.do?numero=2163214&tipo=Inmueble&ruta=

En el anexo del BOCYL se explica que la cuenca minera de Fabero surgió a raíz del aprovechamiento del sustrato geológico excepcional y favorable para la obtención del carbón de antracita entre los ríos Cúa y Sil.

Se explica que en la cubeta septentrional de la cuenca, la más importante y de mayor profundidad, se desarrolló de forma continua desde mediados del siglo XIX hasta hace apenas dos décadas, una intensa actividad extractiva minera, con consecuencias en la modificación del relieve, la vegetación, la hidrología, la fauna, así como en la peculiar conformación de los asentamientos humanos y de las infraestructuras del territorio. En consecuencia, la extracción del carbón de antracita en la cuenca de Fabero, ha dado lugar a una transformación radical del territorio así delimitado, conformando un paisaje antropizado en el que se integran, junto al conjunto de instalaciones y edificios ligados al patrimonio histórico minero, el sistema de asentamientos poblacionales asociados, caracterizados por una arquitectura vernácula con características propias.

Pozo Viejo de Fabero. Foto: Raúl C.

En el informa se destaca que el paisaje generado en varios núcleos e instalaciones industriales presenta un evidente interés patrimonial por los elementos singulares que contiene, como galería, pozos, castilletes, salas de máquinas, lavaderos o clasificadores del mineral, entre otros. A las instalaciones se añaden las agrupaciones de viviendas de nueva planta que se construyeron para los operarios. El poblado surgido en torno a la mina, se presenta como una realidad diferenciada respecto al territorio en que se asienta, en un paisaje propio generado por la explotación minera, con unos usos y costumbres diferenciados, característicos en muchos casos de una población inmigrante y de un sistema de vida y de trabajo, muy diferentes de los pueblos campesinos de los alrededores.

En el BOCYL hace referencia también a la documentación histórica que se ha generado a lo largo de décadas de actividad.

En el objeto de la declaración se incluyen y destacan por su relevancia el Pozo Viejo, el Pozo Julia, la Mina Alicia, la Mina Negrín, los Cuarteles de Domingo Pérez y la línea de baldes e itinerarios. Desde el punto de vista patrimonial, se consideran de un valor relevante, y por lo tanto protegibles, tanto los edificios e instalaciones de dichos enclaves como la maquinaria
que es parte consustancial a la actividad desarrollada en ellos, los elementos originales de señalización de los diferentes usos que ayudan a su comprensión y los elementos muebles asociados a las diferentes actividades.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies