La Junta aprueba un decreto con 177 planes de gestión para la Red Natura 2.000

Ancares

Sierra de los Ancares. Foto: Raúl C

El Consejo de Gobierno ha aprobado un decreto para la gestión y conservación de la Red Natura 2000 en Castilla y León, que determina los objetivos y prioridades básicas de conservación de los hábitats naturales y las especies. Esta planificación afecta a más de la cuarta parte de la superficie de la Comunidad, constituye la mayor apuesta de conservación realizada a nivel europeo, e incluye 120 Zonas de Especial Conservación (ZEC), constituidos por los antiguos Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), y 70 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Los 177 planes incluidos en el decreto se publicarán la semana que viene.

Esta Red es la mayor apuesta de conservación que se ha realizado a nivel mundial, no tanto por la superficie total implicada, sino por la gran variedad de especies y hábitats a la que va dirigida -desde babosas como el geomalcus maculosus al oso pardo, desde herbazales de plantas pioneras a robledales galaico-portugueses-, y por desarrollarse sobre terrenos con un alto porcentaje de propiedad privada, lo que supone que para garantizar su conservación se debe tener en cuenta los intereses de sus propietarios, y conseguir sus objetivos de forma compatible con el mantenimiento del desarrollo socioeconómico de la Unión Europea.

En Castilla y León se han incorporado a las Listas de Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) de las regiones biogeográficas mediterránea y atlántica 120 áreas con una superficie de 1.890.597 ha, y se han incluido en la lista nacional 70 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) con una superficie de 1.997.971 ha. En conjunto, y descontando solapamientos, Castilla y León aporta a la red Natura 2000 170 sitios con una superficie de 2.461.708 ha, lo que representa el 26,13 % de la superficie total castellano y leonesa. En el Bierzo tienen la protección ZEPA el Alto Sil, los Montes Aquilianos y la Sierra de los Ancares; protección LIC, Alto sil, Montes Aquilianos, Riberas del Sil y afluentes desde Vilaldepalos hasta Gestoso, la Sierra de los Ancares y las sierras de La Encina y la Lastra.

Con esta aprobación, junto con la Orden que aprueba los 177 planes básicos de gestión y conservación  se culmina el proceso de planificación básica de la Red Natura 2000. Desde la Consejería de Medio Ambiente se recalca que para la elaboración de estos planes se han mantenido reuniones con la comunidad científica, agentes sociales implicados, organizaciones agrarias, ONG, grupos de acción local y administraciones.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies