La solidificación del CO2 conseguida por investigadores australianos puede facilitar la transición energética

Chimenea de la central térmica de Compsotilla II. Foto. Raúl C.

Quedan solo 12 años para evitar que el calentamiento global supere la barrera de los 1,5 grados centígrados. Una solución a la reducción del principal implicado en el aumento de la temperatura, el CO2, la han aportado unos científicos australianos que, a nivel de laboratorio, han conseguido solidificar el CO2 con el fin devolverlo a la corteza terrestre. El diario El Mundo se hace hoy eco de esta noticia que, aunque no es la panacea para darle una vuelta al cambio climático, si aporta una medida que puede ayudar en la transición hacia energías más limpias.

Anteriormente ya se había logrado solidificar el CO2 pero debido a que el proceso requería temperaturas muy altas hacía inviable su aplicación a escala industrial, ha comentado el investigador de la Universidad RMIT de Melbourne, Torben Daeneke, quien es coautor del trabajo que se presentó el martes en la prestigiosa revista científica Nature Communications.

Para lograr la solidificación se han utilizado metales líquidos como catalizadores a temperatura ambiente en un proceso que es eficaz y escalable.

Quizá este hallazgo abre una nueva vía para la captura, transformación y almacenamiento del CO2 que se realiza en en la planta de Ciuden en Cubillos del Sil en la que, hasta el momento, se condensaba el CO2 en forma líquida para poder inyectarlo bajo tierra.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies