Cuatro innovadoras propuestas escénicas para clausurar Mu_danza

La Chana Teatro: Gaudeamus

La Chana Teatro: Gaudeamus

Del 28 al 31 de mayo, cuatro propuestas escénicas de muy diferente carácter ocuparán el espacio del Teatro Bergidum para cerrar el ciclo Mu-danza, reservado a los planteamientos artísticos más innovadores o a los formatos teatrales menos convencionales. Los cuatro títulos se presentarán en formato de cámara, con un aforo reducido en el que el público se ubicará en el escenario.

La primera obra ofertada (miércoles, 28 de mayo, 21 horas) es una atractiva propuesta de teatro de objetos del grupo salmantino La Chana Teatro. Gaudeamus es una adaptación libre, cómica y satírica de El licenciado Vidriera, una de las novelas ejemplares más conocidas de Miguel de Cervantes. La propuesta usa técnicas de teatro de objetos y centra la trama en el deseo de un joven pobre de ser el hombre más famoso de su tiempo por sus estudios y conocimientos.

La ciudad de Salamanca, sus viajes por Italia y Flandes, serán el marco donde se produce la curiosa transformación del protagonista y donde nuestro licenciado beberá de las fuentes de la sabiduría para alcanzar su propósito. Todo ello contado con un gran sentido del humor y la manipulación de objetos cotidianos transformados en personajes por el director e intérprete, Jaime Santos.

El jueves, 29 de mayo, se presenta Penal de Ocaña, una adaptación teatral del diario de María Josefa Canellada, una joven que siendo estudiante de Filosofía y Letras en el Madrid de 1936 ve truncada su vida por el estallido de la Guerra Civil. La propuesta llega de la mano de la compañía segoviana Nao d’amores, que cambia con este trabajo una exitosa trayectoria vinculada con la reconstrucción del teatro medieval y renacentista ibérico. Penal de Ocaña ha sido considerado por ABC y la revista Godot uno de los diez mejores montajes teatrales de 2013 en España. «Un montaje primoroso, de intimidad trascendida», ha señalado el ABC Cultural.

A través del diario de María Josefa Canellada se cuenta cómo se entrega en cuerpo y alma a ayudar a las víctimas del conflicto enrolándose como enfermera, primero en el hospital de Izquierda Republicana en Madrid, y luego en lo que fuera la antigua sede del penal de Ocaña, transformado en aquel momento en hospital de sangre, siendo fiel a sus principios morales por encima de intereses de carácter político, lo que conllevará finalmente su propia desaparición. Un espectáculo sobre cómo nuestra propia responsabilidad moral como individuos puede tornarse universal. Eva Rufo e Isabel Zamora interpretan la pieza bajo la dirección y dramaturgia de Ana Zamora.

El ciclo continúa el viernes, 30 de mayo, con Matarile Teatro y su Staying alive y el sábado, 31 de mayo, con Saltantes Teatro en Pareja abierta.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies