El Festival de la Carpa de Santa Marina del Sil celebra 40 años de historia y de lucha contra el paso del tiempo

Llega la tarde y el sol se pone como cada día en Santa Marina del Sil, un ciclo que se repite y que hace correr el reloj del tiempo para un festival, el de la Carpa, que cumple 40 años de historia y tradición. El mayor reto ahora ya no es consolidar este evento que cuenta con la colaboración de los ayuntamientos de Toreno y Bembibre, sino de luchar contra el envejecimiento que está mermando desde hace unos años el número de participantes que viene al Pantano de Bárcena a pescar.

Este año han participado 57 pescadores procedentes principalmente de Toreno, Villablino, Astorga, la Bañeza y Pobladura del Valle. Un número que aunque se mantiene más o menos estable está muy lejos de los 228 al que se llegó en el mejor momento del Festival, cuando se inscribían peñas de Zamora, Benavente o Venta de Baños.

Pese a esto, el Festival cuenta con un grupo de incondicionales que hace que el balance de los 40 años de historia sea positivo.

Como en las ediciones anteriores, tras finalizar el tiempo de pesca en el Pantano, los concursantes llevaron sus piezas hasta el la sede del CIT para la pesada y baremación de las capturas. Por cada pieza se dan 10 puntos que se suman a otros 5 puntos más por cada 50 gramos de peso del conjunto de las piezas de cada pescador.

A continuación se pasó a la merienda de degustación de productos del Bierzo y a la entrega de premios y trofeos. El Festival se cerró con la actuación del grupo musical Tarna y fuegos pirotécnicos.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *