La Biblioteca Gil y Carrasco renace como Biblioteca Enrique Gil

Hoy se celebra el 205 aniversario del nacimiento en Villafranca del Bierzo del escritor, político y diplomático Enrique Gil, autor de una intensa obra de artículos de viajes, crítica teatral y literaria, poesía y relatos como El Lago de Carucedo y El Señor de Bembibre. Con motivo de esta efemérides, la Biblioteca Gil y Carrasco cambia su nombre y pasa a llamarse a partir de ahora «Biblioteca Enrique Gil».

Con este cambio se quiere proponer una nueva imagen y lectura de la vida y obra de Gil, quien nunca firmó ninguna de sus obras como Gil y Carrasco, sino siempre como «Enrique Gil», recuerda el promotor de la Biblioteca, el periodista Valentín Carrera. Hasta su madre, doña Manuela, cuando reclama al Gobierno la pensión prometida, se refiere a su hijo como Enrique Gil”.

“Tenemos una imagen falsa de Gil: un retrato fake, inventado sesenta años después de su muerte, que muestra a un cincuentón calvo y triste, cuando sabemos ―por la descripción de su hermano Eugenio y de otros contemporáneos― que Enrique era un joven rubio, risueño y de ojos azules. Murió con apenas 30 años: era un joven atractivo y esa es la imagen que nos propone el retrato de Gil creado por el poeta y artista Juan Carlos Suñén para esta nueva etapa de la Biblioteca Enrique Gil”.

El retrato de Suñén es el logotipo de la exposición “Enrique Gil: un romántico en la construcción de Europa”, organizada por la Progressive Alliance of Socialists and Democrats del parlamento Europeo, la Biblioteca de la Universidad de León y la Biblioteca Enrique Gil, con la colaboración de Acción Cultural Española (AC/E). La exposición está actualmente abierta en la Casa Botines de León, desde donde viajará a Astorga el próximo lunes 20; y luego, durante todo el mes de agosto, permanecerá en Villafranca, antes de seguir viaje a Ponferrada, Madrid y Bruselas.

La renacida Biblioteca Enrique Gil ―adscrita a la Universidad de León y disponible en la URL https://bit.ly/3j0BdcT―, es una web que ofrece en abierto toda la obra de Gil digitalizada: no solo sus obras completas en ocho volúmenes, sino las traducciones de El Señor de Bembibre al inglés y francés, decenas de estudios, biografías, fotografías y facsímiles.

“Al rebautizar la Biblioteca Enrique Gil, invitamos a una relectura del autor romántico que ponga en valor su ideología progresista, su relación con la masonería o su homosexualidad. Un escritor culto, políglota, humanista, afectuoso, dotado de una prodigiosa inteligencia y memoria, admirador de Lord Byron, amigo de Humboldt, partícipe de las vanguardias románticas y de la construcción de Europa, como pondrá de relieve su pronta presencia, en octubre próximo, en el Parlamento Europeo”.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies