Contacta con nosotros

Cultura

La ULE se suma a las felicitaciones a Luis Mateo Díez por el Premio Nacional de las Letras

Publicado

el

La Universidad de León se ha sumado a las numerosas y calurosas felcitiaciones que ha recibido el escritor de Villablino, Luis Mateo Díez, por su reciente Premio Naciola de las Letras Españolas, ortorgado por el Ministerio de Cultura.

Luis Mateo Diéz

El Rector de la Universidad de León (ULE), Juan Francisco García Marín, ha manifestado su “más sincera enhorabuena por este merecido reconocimiento” al escritor y académico Luis Mateo Diez por el Premio Nacional de las Letras Españolas que concede el Ministerio de Cultura. Luis Mateo Diez es además Doctor Honoris Causa de la ULE desde 2014 y durante aquella ceremonia de investidura se refirió a su etapa universitaria “en la que conseguí ser un licenciado en Derecho con más dejación que ganas”, y destacó que desde muy joven tenía “vendida su alma al diablo, a la escritura, a esa suerte de pasión desordenada”. Y tras hacer un recorrido por los territorios simbólicos de su creación literaria concluyó que “el honor que me merecéis está por encima de muchos otros reconocimientos”.

El premio, concedido por el Ministerio de Cultura, trata de reconocer el conjunto de la obra literaria de un autor vivo, escrita en cualquiera de las lenguas españolas oficiales. Y así el jurado destacó de Luis Mateo Diez “que su singularidad como escritor en diversos géneros es heredera de una cultura oral en la que nace y de la que registra su progresiva desaparición”.

El escritor Luis Mateo Díez, licenciado en Derecho y funcionario jubilado del Ayuntamiento de Madrid, colaboró entre 1963 y 1968 en la revista poética Claraboya. Con la trilogía formada por El espíritu del páramo, La ruina del cielo y El oscurecer, creó su propio territorio imaginario: el reino de Celama, metáfora rural y «ventana a lo más hondo y misterioso del corazón humano». En 2000 Luis Mateo Díez fue distinguido con el Premio Leonés del Año y desde 2001 es Académico de la RAE.

Traducida a distintas lenguas, su obra literaria ha sido objeto de tesis doctorales en universidades españolas, europeas y americanas. Entre los galardones que ha recibido figuran el Premio Café Gijón por Apócrifo del clavel y la espina (1972), el Premio Ignacio Aldecoa por Cenizas (1976), el Premio Nacional de Narrativa (1987 y 2000) por La fuente de la edad y La ruina del cielo —con las que obtuvo también el Premio de la Crítica—, el Premio Castilla y León de las Letras (2000), y el Premio Francisco Umbral por La cabeza en llamas (2012). Ha publicado sus novelas cortas reunidas en un solo volumen titulado Fábulas del sentimiento. En 2013 donó a la Biblioteca Nacional de España varios manuscritos de novelas y apuntes preparatorios. En 2014 llegó a las librerías La soledad de los perdidos y en 2015 apareció su obra Los desayunos del Café Borenes.

Continuar leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

El Museo de la Energía amplía el cierre temporal de sus instalaciones

Publicado

el

Museo de la Energía – Primera central de la MSP en Ponferrada. Foto: Raúl C.

En línea con las decisiones adoptadas por la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Ponferrada sobre la suspensión de actividad en los espacios culturales, La Fábrica de Luz. Museo de la Energía informa que procederá a la ampliación del cierre temporal de sus instalaciones al público, así como a la suspensión de su programación cultural y didáctica de manera presencial. Esta medida es de carácter temporal y estará vigente hasta nuevo aviso.

La programación cultural de La Fábrica de Luz. Museo de la Energía se trasladará, en la medida de lo posible, a formato digital. La información sobre las actividades se podrá consultar a través de la web www.lafabricadeluz.org y en las redes sociales del museo. Asimismo, la oferta del programa educativo continúa disponible también en modo telemático y a distancia.

Continuar leyendo

Arte

Las esculturas Gil del Pozo siempre sorprenden, ahora se exponen en el MARCA de Cacabelos

Publicado

el

Por

El escultor ponferradino Gil del Pozo hacía una década que no exponía en el Museo Arqueológico de Cacabelos, ahora ha vuelto para seguir sorprendiendo al público con una retrospectiva de sus esculturas que abarcan 15 años de producción artística.

La serie de esculturas que presenta incluye seres mitológicos, figuras imposibles, piezas que sugieren el movimiento del agua o de los rayos del sol, cruces, retablos, baúles y espejos, todas están realizadas en madera con diferentes técnicas en las que se puede encontrar también metal y cristal.

Gil es un artista polifacético que crea salvando los retos que le presenta el material con el que trabaja para darle la forma que previamente ha creado en su imaginación.

La exposición se puede visitar hasta el próximo 14 de marzo en el horario de apertura del Museo con todas las medidas de seguridad sanitarias antovocivd-19.

Continuar leyendo

Cine

Los últimos en salir del Cine Adriano de Ponferrada, los proyectores de carbón

Publicado

el

Por

El que fue dueño del Cine Adriano de Ponferrada, Manuel Rodríguez Alonso, no ha podido contener hoy las lágrimas al ver como los operarios trabajaban en el derribo de este emblemático espacio cultural ubicado en la Calle del Cristo de Ponferrada que está en estado de ruina total.

Una grúa ha sacado los dos proyectores de carbones Supersond 420 con los que se realizaron cientos de pases de las películas más emblemáticas del siglo XX, desde el año 1962 y durante dos décadas. Han sido los últimos en salir, en el interior ya solo quedan escombros.

La familia ha seguido con detenimiento el momento de la extracción, con pena pero también con alegría porque las máquinas servirán para recordar a las generaciones futuras cómo fueron los inicios del cine en la ciudad, ha comentado la hija de Manuel, Maite Rodríguez.

Los proyectores cedidos al Ayuntamiento se suman a las otras piezas que Manuel Rodríguez cedió a la Casa de la Cultura en octubre de 2018 y que formaron parte de la exposición ‘Los papales de Adriano’, entre ellos, unas puertas, documentación histórica y una butaca.

Los Supersond 420 funcionaban con dos varillas de carbón alienadas entre las que se creaba un arco voltaico para generar la luz. Los dos que se han recuperado se ubicarán en un espacio de forma permanente que todavía está por determinarse y desde el cual seguro seguirán estimulando la imaginación de muchos sobre otros tiempos, actores, y vivencias.

Exposición ‘Los papeles de Adriano’

Continuar leyendo
Publicidad

Trending

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies